PROFESIONALES DEL CHUF TRABAJAN EN ESTABLECER CIRCUITOS ESPECÍFICOS PARA LOS ALÉRGICOS A LA PENICILINA
EnviarImprimirPDF
FacebookTwitterMeneame
18 11 2021

El área Sanitaria de Ferrol cuenta con un Programa de Optimización del Uso de Antimicrobianos (PROA) que durante todo el año vela porque el empleo de los distintos antibióticos sea el más óptimo. Se celebra hoy el Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos y, desde el grupo PROA, dan cuenta de las novedades y recuerdan las claves en una sesión clínica general en el salón de actos del Hospital Arquitecto Marcide del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol. En esta ocasión, también implican la otros Servicios que pueden jugar un papel básico en la racionalización del uso de los antibióticos, en este caso la penicilina en la atención a las personas alérgicas. Intervinieron esta mañana José García Rodríguez, facultativo de Medicina Interna en nombre del grupo PROA; y Raquel López Abad, especialista en Alergoloxía del Complejo.

 
'Un 10% de la población está etiquetada de manera genérica cómo alérgica la penicilina, y el 80% de ese porcentaje no es realmente alérgica a la misma, y 'esa falsa etiqueta lleva consigo retraso en el inicio de un tratamiento antibiótico, el el empleo de antibióticos menos eficaces o peores resultados clínicos, entre otras cuestiones. Por lo que los profesionales implicados incidían esta mañana en que con una buena historia clínica dirigida se podría estratificar el riesgo del paciente de tener una alergia. En ese ámbito, la relación entre los departamentos implicados con estos pacientes ya se produce, y la reunión de hoy valoraba la estandarización de un circuito rápido de atención a los alérgicos a la penicilina, que permita un análisis específico de la historia de esas personas para acomodar el antibiótico más correcto segunda sus características.

 

 
Otra de las cuestiones que destacaban en la sesión clínica de hoy era a implicación cada vez mayor de los y de las profesionales de los centros de salud en el marco del Programa, lo que permite constatar gracias a ese esfuerzo una reducción en el consumo de antibióticos y la indicación de antibióticos más concretos la cada patología. Se produjo un cambio de tendencia en el consumo, y disminuye un 5% de promedio anual en los últimos años. Esto es clave, ya que el 80% del consumo de antibióticos tiene lugar en el ámbito de la Atención Primaria.

 

Recordar en este día las grandes claves: los antibióticos no son efectivos frente a los virus, causa de la mayor parte de las infecciones respiratorias; se deben consumir antibióticos solo con indicación médica, ya que tomar un antibiótico no indicado puede generar resistencias y que pierda eficacia cuando realmente haga falta; y se deben seguir las dosis de antibiótico recomendadas, ni más, ni menos; y en su duración establecida.
 
Programa PROA

 

El programa PROA es una iniciativa de la Comisión de Infecciones e implica concienciar a la sociedad y profesionales sanitarias de los riesgos asociados al uso inadecuado de antibióticos. En él están implicados la farmacéutica, Belén Bardán García; el microbiólogo Pedro Miguel Juiz González; el facultativo de la Unidad de Infecciosas, José Francisco García Rodríguez; y el facultativo del centro de salud de Narón Fernando Paramio Castedo.
 
Los antimicrobianos (antivirales, antimicóticos, antibacterianos y antimicobacterias) son fármacos que han mostrado una grande eficacia en la reducción de la morbilidad y la mortalidad de las enfermedades infecciosas, pero su utilización excesiva o inadecuada puede contribuir la aparición de resistencias microbiano, es decir, perder la afectividad del tratamiento para infección en un paciente. Este programa se ponía en marcha en el año 2014 en el Área Sanitario de Ferrol, que era de las primeras en activarlo; y entre sus objetivos está mejorar los resultados de los pacientes con infecciones; minimizar los efectos adversos asociados al empleo de estos antimicrobianos, incluyendo las resistencias; y garantizar el empleo de tratamientos el más costo-efectivos posible.
 
Para la consecución de estos objetivos, este grupo multidisciplinar realiza una serie de actividades encaminadas a la mejora en la prescripción de los antibióticos en el ámbito hospitalario, siempre con vocación de asistencia y asesoramiento al prescriptor, y que se monitorizaran con indicadores cuantitativos. El equipo de PROA aboga tanto por la interacción directa con los profesionales de las distintas especialidades del hospital susceptibles de prescribir un antimicrobiano, como por estar disponibles para el asesoramiento sobre la mejor opción terapéutica, y el control de respuesta del paciente a la misma. Hacen un seguimiento de los pacientes a los que se le prescribe un antibiótico, y se ponen en contacto con los profesionales, esto es, hacen un diagnóstico de la realidad actual en relación con el consumo de estos antimicrobianos, y el comportamiento de las resistencias en el ámbito hospitalario ferrolana.
 
Así, conocen los problemas y vigilan aquellos microorganismos multirresistentes (como algunos tipos de enterobacterias, pseudomonas, acinetobacter, staphilococos o enterococos, entre otros). PROA está accesible en el portal interno del área Sanitaria para todos los trabajadores, donde pueden consultar las guías de tratamiento antibiótico. Con la aplicación de este programa en alguno grupo antibiótico, como el tratamiento con Meropenem, tense constatado un total de 1.587 estadías hospitalarias potencialmente evitadas, y también disminuyen el número total de días de tratamiento necesarios.

Evitar las resistencias y mantener la eficacia
 
De manera global, recordar un año más que el objetivo del Día Europeo para el Uso Prudente del Antibiótico es sensibilizar sobre la amenaza que la resistencia a los antibióticos supone para la salud pública, y fomentar el empleo prudente del mismo. Usar los antibióticos con esa prudencia puede ayudar a detener el desarrollo de bacterias resistentes; y conseguir que los antibióticos mantengan su eficacia para las generaciones futuras. Un empleo inadecuado del mismo puede ser causa de colonización o infección por bacterias resistentes (restando o anulando la efectividad del propio tratamiento) o de incremento de infecciones, desencadenando problemas de salud.
 
La clave es no automedicarse; tomar solo la medicación antibiótica con prescripción facultativa; y que los profesionales contribuyan al control del consumo de los mismos por parte de los pacientes. Esta semana se recuerdan los mensajes relacionados con el uso prudente del antibióticos en las pantallas de los ordenadores de los profesionales; y en las pantallas informativas del sistema Turnos en los espacios de espera para los pacientes.

 

EnviarImprimirPDF
FacebookTwitterMeneame
Xunta de Galicia
© Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidad - Servicio Gallego de Salud
Internet y tú | Contacte
rss