DOS DE CADA CINCO OURENSANOS EMPLEARON ANTIBIÓTICOS EN LO QUE VA DE AÑO
EnviarImprimirPDF
FacebookTwitterMeneame
18 11 2021

Ourense, 18 de noviembre de 2021.- Dos de cada cinco ourensanos podrían haber completado un tratamiento con antibióticos en lo que va de año 2021, una cifra que ilustra la importancia y extensión de estos fármacos y del imprescindible de emplearlos adecuadamente para evitar que pierdan efectividad.

Dicha estimación se deriva de la prescripción de tratamientos, en los tres hospitales públicos de Ourense y desde los Centros de Salud y Puntos de Atención Primaria: Un total de 124.851 envases. Consumo que no incluye la prescripción desde centros privados o la siempre desaconsejada automedicación, por lo que el cómputo será muy superior a esta cifra.

Coincidiendo con el Día Europeo del uso Prudente del Antibiótico, el Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras recuerda que el uso excesivo e indebido de los antibióticos es una de las principales causas del desarrollo de bacterias resistentes, ante las que los antibióticos tienen cada vez menos efectividad, proceso que podría llevar nuevamente a tiempos previos al descubrimiento de la penicilina, que cambió para siempre la medicina y las perspectivas vitales de la humanidad.

Ante este horizonte, desde hace años, las instituciones y organismos sanitarios trabajan para mejorar, tanto el control de su uso indebido, informando y concienciando la población, y también internamente, de cara a los propios profesionales. Esta última es la función de la Comisión de Infecciones y Política Antibiótica del Área La rea Sanitaria de Ourense.

Monitorear resistencias y uso de antibióticos

La Comisión está compostla en Ourense por especialistas de los tres hospitales y atención primaria y, integrado en la propia comisión, está el equipo encargado de llevar a cabo el PROA (Programa de Optimización de Uso de Antibióticos) formado por profesionales de los servicios de Farmacia, Microbiología, Medicina Preventiva y de las unidades de Enfermedades Infecciosas y de Críticos (UCI y REA) .

Su objetivo es realizar un diagnóstico rápido de la infección, adecuar el tratamiento antibiótico, promover su uso racional, trabajar en la prevención de las infecciones intrahospitalarias y diseñar y evaluar indicadores de consumo y de resistencias. Los nuevos antibióticos precisan de la aprobación de su protocolo de uso, por parte de la Comisión de Infecciones y una vez prescritos es es el Equipo PROA el que realiza el seguimiento de los tratamientos.

Desde su creación en el año 2014, existe una clara tendencia a la baja en el consumo de antibióticos en los hospitales del área. Así, según datos del Sergas, correspondientes al consumo de los hospitales de las distintas áreas sanitarias, Ourense es, después de Ferrol, la de menor consumo. Esta tendencia se repite en los últimos tres años, siendo el antibiótico más consumido la  Amoxicilina/clavulánico (33% del total).

"Vamos por el buen camino" dice Pilar Rodríguez, farmaceútica hospitalaria y miembro del PROA de Ourense, que considera que aún queda margen de mejora "acortando la duración de los tratamientos y adaptando, el antes posible, el espectro al resultado de los cultivos" dice la especialista del Servicio de Farmacia.

Por ello, los integrantes del equipo elaboraron un documento informativo, orientado a la optimización de la prescripción de antibióticos, con el objetivo de minimizar sus efectos adversos y controlar la aparición de resistencias, que se distribuyó hoy a todos los facultativos y facultativas del Área Sanitaria, desde la subdirección de Farmacia, coincidiendo con este día para sensibilizar de los riesgos de la sobreprescición o uso indebido.

Evitar efectos adversos

Para Pilar Rodríguez, uno de los problemas clave es la sobreprescrición, en gran medida debidlo a la falsa creencia de seguridad, libre de efectos adversos, tanto por parte de la población como a veces por parte de los propios médicos, "muchas veces es difícil entender la asociación entre tomar un antibiótico y los efectos adversos" explica la especialista, porque "pueden aparecer más tarde, cuando ya finalizó el tratamiento, como es el caso de las alteraciones del microbioma (flora bacteriana) o resistencias futuras".

Esta falsa sensación de seguridad da la lugar a veces a que se prolonguen los tratamientos más allá de lo que recomiendan las guías de práctica clínica actuales, por lo que, cada día de tratamiento innecesario, supone un riesgo y contribuye la aparición de microorganismos resistentes.

Mantener la eficacia de los antibióticos

La resistencia a los antibióticos es un problema mundial que está en expansión, debido a dos circunstancias. Por un lado, el mejor acceso a los antibióticos fomenta también un mayor uso, incluso inapropiado, lo que impulsa la resistencia. Por otro, la intensificación de la producción de alimentos de origen animal, fomenta el uso de antibióticos en la agricultura y en la ganadería que, de nuevo, impulsa la resistencia.

El objetivo del Día Europeo para el Uso Prudente del Antibiótico es sensibilizar sobre la amenaza que la resistencia a los antibióticos supone para la salud pública, y fomentar su empleo prudente. Usar los antibióticos con prudencia puede ayudar a detener el desarrollo de bacterias resistentes y a conseguir que los antibióticos mantengan su eficacia para las generaciones futuras.

De cara a población general a mensaje clave es usarlos sal se son recetados por un médico, completar siempre el tratamiento prescrito, aunque ya se encuentre bien, y no almacenar envases o dosis sobrantes, ni por supuesto compartirlos.? 

EnviarImprimirPDF
FacebookTwitterMeneame
Xunta de Galicia © Xunta de Galicia. Información mantenida y publicada en internet por la Consellería de Sanidad - Servicio Gallego de Salud